12 noviembre, 2019 | 4:22 pm
You are here:  / Hogar / Cómo embalar objetos frágiles para una mudanza
consejos para embalar una mudanza

Cómo embalar objetos frágiles para una mudanza

Para hacer una mudanza debemos embalar casi todas nuestras pertenencias, no todas tienen el mismo tamaño ni la misma resistencia, por eso es necesario tomar más precauciones con algunas de ellas.  ¿Quieres saber cómo embalarlas correctamente? ¡Toma nota de los siguientes consejos!

Qué objetos son frágiles y qué materiales utilizar para su embalaje

Se pueden clasificar principalmente en materiales delicados como el cristal o la cerámica tales como la vajilla, los espejos, la cristalería, las figuras decorativas, etc. y los dispositivos electrónicos. También debemos tener cuidado con cuadros o fotografías enmarcadas de gran tamaño.

Para protegerlos es necesario contar con papel de burbujas y papel de periódico además de cajas y cinta adhesiva para poder embalarlos.

Consejos de embalaje al hacer mudanza

En primer lugar se deben montar las cajas y reforzar la parte inferior con cinta adhesiva para evitar que puedan abrirse con el peso. Es importante que la caja cuente con una base de material amortiguador como bolas de papel de periódico o revistas o incluso las hueveras de cartón en caso de que el material no sea muy pesado.

Es recomendable no mezclar los objetos frágiles ya que pueden chocar entre ellos y romperse, por eso es mejor embalarlas separadamente y envolverlos con papel de burbujas. Para evitar que se muevan y puedan romperse, se deben colocar en las cajas y rellenar los huecos con papel, poliestireno o similares.

Los objetos pequeños se pueden envolver con papel de periódico y utilizar el plástico de burbujas para los aparatos más grandes como suelen ser los electrónicos. Es recomendable utilizar las cajas pequeñas para los objetos frágiles y pequeños y las más grandes para la televisión, ordenadores, etc.

A la hora de trasladar los dispositivos electrónicos, es mejor hacerlo en la caja original si aún disponemos de ella y rellenar los huecos como comentábamos anteriormente.

También es importante indicar en las cajas que el contenido es frágil, además de otras indicaciones que pueden resultar de utilidad como el sentido en el que debe colocarse la caja.

En el caso de los objetos grandes la ropa también puede servir como protección, pudiendo ahorrar así en papeles o plástico de burbujas.

Especial atención al cristal y cerámica

En primer lugar se rellena el interior del objeto y los huecos, y posteriormente se envuelve en papel de seda, evitando así posibles rozaduras. Se cubren las partes sobresalientes con papel o plástico de burbujas para evitar posibles golpes. De esta forma asas y similares no corren peligro. Una vez realizado el paso anterior, envolver todo el objeto hasta que quede compacto.

Una vez embalado, colocar espuma de embalaje en la base de la caja y encima del objeto para evitar arañazos y golpes.

En el caso de transportar vajilla, se recomienda colocar un cartón entre plato y plato, y posteriormente envolverlo todo con plástico de burbujas. Para almacenarlos, se puede utilizar cartón de nido de abeja.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Los pondrás en práctica en tu próxima mudanza? ¡Comenta si quieres añadir alguno!

LEAVE A REPLY

Your email address will not be published. Required fields are marked ( required )